Actualmente la tecnología de red 5G ha desplazado en muchas partes del mundo a la red 4G. Llevamos años oyendo hablar de él, tanto por la revolución tecnológica que supone como por los típicos miedos que despierta entre quienes lo entienden.

¿Qué es la red 5G?

     El 5G es la quinta generación de las tecnologías y estándares de comunicación inalámbrica, el internet que utilizan dispositivos como nuestros teléfonos móviles para conectarnos a la red en cualquier sitio. Por lo tanto, no tienes que pensar en este término como algo nuevo, ya que no deja de ser un desarrollo o evolución del actual 4G/LTE.

     Las operadoras como los fabricantes de móviles (Samsung, Huawei, Xiaomi o LG, entre otros) están haciendo sus primeros anuncios relacionados con su implantación.

     La red 5G se puede construir de diferentes maneras a partir de varias bandas  de espectro de longitudes de onda: banda baja, banda media y banda alta.

     BANDA BAJA: Las ondas largas tienen un rango enorme y no se ven afectadas por obstáculos, pudiendo llevar así 5G a más lugares.

     BANDA MEDIA: Las ondas de media longitud proporcionan equilibrio entre velocidad y alcance, cubriendo un área extensa con velocidades rápidas.

     BANDA ALTA: Las ondas cortas cubren una pequeña área y son capaces de transmitir datos súper rápido, pero no pueden penetrar edificios.

     Las frecuencias de ondas milimétricas de alta banda tienen un mayor ancho de banda disponible para transferir más datos en zonas urbanas muy pobladas, pero requieren que las torres celulares se encuentren cerca y tengan una penetración limitada en edificios.

¿Qué diferencias tiene con el 4G?

     La velocidad del nuevo estándar 5G será mucho más rápido, por lo que podrás descargar contenidos casi sin darte cuenta. Además la red 5G podría alcanzar picos de velocidad de más de 2 gigas por segundo, lo que supondría descargar un video en 15 segundos en Full HD en sólo 1 segundo.

     Pero más importante todavía es la disminución de la latencia. La latencia es el tiempo que tarda en transferirse un paquete de datos dentro de la red, el tiempo que tarda en llegar una acción desde que la realizas hasta que se consuma. Actualmente existen latencias ya de por si reducidas, pero el 5G promete bajarlas a entre 1 y 2 milisegundo. Esto quiere decir que las interacciones con Internet o la nube serán casi instantáneas. 

     Es posible que en algún sitio veas este tipo de WiFi escritos sólo como 2.4G o 5G. Pese a eso, no tienen nada que ver con el 3G o el 4G de tu móvil. La G de las líneas móviles se refiere a la tercera o cuarta generación. Mientras, la letra G de la WiFi se refiere a las bandas de frecuencia de radio. El 2.4G significa 2.4 Gigahercios (GHz), mientras que el 5G significa 5 Gigahercio (GHz), aunque en realidad suele tener frecuencias de 5,1 a 5,8 GHz dependiendo del país.

Conexión de WIFI 5G

     Los routers ofrecen dos grandes bloques de bandas de frecuencia para conectarse al WiFi: la de 2,4 GHz y la de 5 GHz. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Durante casi la primera década del WiFi, éste ha operado de manera exclusiva en la banda de 2,4 GHz. Lo que ha ocasionado como consecuencia que esté muy saturada, además del hecho de que cada canal tenga sólo 22 MHz de ancho de banda, superponiéndose además con los que tiene más cerca. Este es el motivo de que usar los canales 1, 6 y 11 para el WiFi sea lo mejor, a pesar de que haya canales menos saturados como el 14.

     Esta banda, además, ha sido pensada mejor que la de 2,4 GHz, y cada canal está separado para no generar interferencias entre sí. A eso hay que sumar que hay menos routers operando en esas bandas, y al tener menos alcance, se reducen mucho las interferencias en zonas muy densamente pobladas. En el caso de los 2,4 GHz, hay muchas comunicaciones que operan ahí y generan aún más interferencias, como los teléfonos inalámbricos, el Bluetooth, periféricos de PC inalámbricos, mandos de consola, microondas, y un largo etcétera.

     Todas esas interferencias no afectan a los 5 GHz al estar muy alejada de esa banda, que además tiene la ventaja de poder enviar datos a través de varios anales a la vez. Gracias a todo ello, una señal en 5 GHz es más estable y fiable, pero en general tiene menor alcance. Por ello, utilizar el Wifi de 2,4 GHz sólo tiene una única ventaja: que llegue a una mayor distancia si el router está a varias decenas de metros de nuestro dispositivo, o si hay paredes de por medio.

     Ya se comercializan productos como routers compatibles con las nuevas redes que podrían permitir a las operadoras deshacerse del cableado para comercializar Internet. Una de estas es www.smartisvoip.com

Diferencias entre la WiFi 2.4GHz y la 5GHz

     Principalmente, las diferencias con las que se pueden resumir a ambas bandas están en la velocidad máxima que pueden alcanzar y el rango de red, que es lo lejos que puede llegar la señal. Es importante conocer estos datos, puesto que si tienes un router con soporte de doble banda podrás elegir cuál de esas dos bandas es la más adecuada para tus dispositivos.

Diferencias entre la WiFi 2.4G y la 5G

DIFERENCIAS 2.4GHZ 5GHZ
CANALES 14 canales no superpuestos 25 canales no superpuestos
INTERFERENCIAS Más interferencias Menos interferencias



VELOCIDAD MÁXIMA Menos velocidad de conexión Más velocidad de conexión
RANGO DE RED Mayor rango Menor rango
ESTÁNDAR IEEE 802.11b, 802.11g, 802.11n
(B, G y N)
IEEE 802.11a, 802.11n, 802.11ac
(A, N, AC)

     Por el otro lado aparece, la red WiFi 5 GHz que, gracias a ser menos utilizada, posee menos interferencias. Por tal motivo, la conexión debería ser mucho más ágil cuando el usuario se conecte a una red de este tipo.

Además, como cuenta con mayor cantidad de canales, los dispositivos tienen más espacio en el que repartirse.

     La WiFi 2.4 GHz cuenta con menor velocidad máxima de conexión, y alcanza por lo general velocidades de 50 o 60 Mbps como máximo.

     Como contrapartida, la red WiFi 5 GHz alcanza velocidades cercanas a los 867 Mbps. Sin embargo, también cuentan con menor rango de cobertura, y les cuesta aún más superar obstáculos como, por ejemplo, paredes.

Es decir, las redes WiFi 2.4 GHz son más lentas, pero llegan más lejos que las 5G